vino-embotellada-dendi-arconesconvino-regalosconvinos-arconesyregalos-canastasnavide√Īas-regaloscorporativos

De donde Proviene el Vino?

Historia del vino

La historia del vino ha discurrido paralelamente a la historia de la humanidad. El vino, tal como se conoce hoy en día, es una bebida alcohólica procedente de la fermentación del zumo de uva, la cual se produce gracias a la acción de las levaduras presentes en el hollejo de las uvas. El nombre vino procede del latín vinum , que se cree que procede del griego oinos e incluso del sánscrito vêna .

Los orígenes del vino

Aunque existen indicios de que el cultivo de la vid (al principio salvaje, denominada¬†vitis vinifera¬†sylvestris¬†) y la elaboraci√≥n de bebidas a partir de las uvas (en forma de zumos con a√Īadido de az√ļcares) ya se realizaban en torno a los a√Īos 6.000 y 5.000 a.C., no es hasta la Edad de Bronce (3.000 a.C.) cuando se estima que se produjo el verdadero nacimiento del vino (antes, quiz√°, se hab√≠a logrado de forma accidental). Los arque√≥logos han encontrado indicios que fijan el origen de la primera cosecha de vino en S√ļmer, en las f√©rtiles tierras regadas por el Tigris y el E√ļfrates en el Pr√≥ximo Oriente, en la antigua Mesopotamia.

El vino en el Imperio Romano

La elaboraci√≥n de vino se introduce en Italia en el 200 a.C. Los romanos adoptan al dios griego del vino cambi√°ndole de nombre, as√≠, Dioniso se convierte en Baco, s√≠mbolo de la festividad asociada al consumo de vino. Los romanos hicieron gala de su practicidad y gran conocimiento tecnol√≥gico tambi√©n en lo referente al cultivo de la vid y elaboraci√≥n del vino. De hecho, comienzan a experimentar con los injertos de vides. Plinio el Viejo, en su obra ‚Äú¬†Naturalis Historiae¬†‚ÄĚ, dedica un libro entero a describir las diferentes variedades de uva existentes en la √©poca, y deja testimonio de que ya se elaboraban m√°s de medio centenar de vinos distintos. Tambi√©n comienzan a utilizarse cubas de madera para transportar el vino, seg√ļn se recoge en las cr√≥nicas de Julio C√©sar sobre la Guerra de las Galias.

Los romanos celebraban cada a√Īo la fiesta de la vendimia. El primer mosto era mezclado con miel (obten√≠an lo que se conoc√≠a como¬†mulsum¬†, una apreciada bebida que se serv√≠a al comienzo de los banquetes), y el resto se almacenaba para que fermentara en grandes tinajas de barro. Aparece la figura del vinatero (antecesor del bodeguero moderno), quien a√Īad√≠a al vino sustancias para blanquearlos (los vinos blancos eran los m√°s valorados por los romanos, de forma que se clarificaban), realizaba maceraciones con hierbas para proporcionarles aromas o guardaba parte de la cosecha en √°nforas durante 15 o 25 a√Īos para que el vino madurase (lo que era muy apreciado por los patricios romanos).

Símbolo de riqueza, poder y lujo, el vino blanco se servía en copas de cristal en las casas de los nobles, mientras que el vino tinto se servía en las tabernas populares (como así han confirmado excavaciones realizadas en ciudades como Pompeya).

El vino se convierte en una importante actividad económica, incluso se importan vinos traídos de Grecia. Apicius, en su obra De Re Coquinaria (el primer libro de cocina de la época e importante obra documental sobre la culinaria del Imperio Romano), menciona que el vino se emplea en la elaboración de muchos platos romanos.

Desde Italia, el cultivo de la vid se extiende hacia Galia (Francia). Los galos imitaron a sus vecinos del norte de Europa, quienes usaban barricas de madera para conservar la cerveza, y emplearon estas barricas para almacenar el vino. Los visigodos heredaron la tradici√≥n romana del cultivo de la vid y elaboraci√≥n del vino. Una tercera parte de la vieja Europa se siembra de vides y se produce vino en Alemania, Francia, Italia y Espa√Īa, entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *