dulcestipicosmexicanos-arconescondulces-dulcestipicos-arconesyregalosdendi-dulcesparaempresas

Canastas con Dulces T├şpicos Mexicanos

Empieza la Cuenta Regresiva para estar en el Mes Patrio ­čç▓­č篭čÖćÔÇŹÔÖÇ´ŞĆ
En Dendi┬« Empezamos a Recordar un Poco de nuestra Gran Riqueza Culinaria con la historia de Los Dulces T├şpicos Mexicanos.

Con la llegada de los espa├▒oles, la cultura ind├şgena se mezcl├│ con nuevas costumbres, tradiciones y sabores. Muestra de ello es la comida mexicana, la cual es considerada una de las m├ís variadas y ricas del mundo. La elaboraci├│n de los dulces tradicionales mexicanos forma parte de esta gran riqueza culinaria.

Historia del dulce en M├ęxico

La dulcer├şa┬ánace como una ciencia, donde los principios de la alquimia adquirieron un papel important├şsimo; un arte, donde el az├║car se usaba para crear las m├ís caprichosas formas arquitect├│nicas, pict├│ricas y escult├│ricas; s├ípidas, arom├íticas y sabrosas.

En┬áM├ęxico┬álos ni├▒os juegan y consumen ciertas hormigas llamadas meleras, que tienen una bolsita llena de miel y se conocen en┬án├íhuatl┬ácomo┬ánecuazcatl, tambi├ęn consideradas sagradas por las antiguas culturas mesoamericanas.

Actualmente, los ind├şgenas clasifican a esas hormigas por el sabor de su miel y lo asocian con su color. Cuanto m├ís oscura es m├ís dulce. La de color caf├ę se le llama hormiga coca cola, a la amarilla, m├ís acidita, se le conoce por hormiga mantequilla, y cuando su color es intermedio se le dice simplemente hormiga dulce.

 

dulcestipicosmexicanos-arconescondulces-dulcestipicos-arconesyregalosdendi-dulcesparaempresas
dulcestipicosmexicanos-arconescondulces-dulcestipicos-arconesyregalosdendi-dulcesparaempresas

Desde 1528 se inici├│ el ÔÇťpaseo del pend├│nÔÇŁ, un desfile conmemorativo del 13 de agosto, d├şa en que se rindi├│ Cuauht├ęmoc. Se obsequiaban dulces y se echaban confites; en los albores de la capital de la┬áNueva Espa├▒a, apareci├│ un confitero espa├▒ol llamado Francisco de Ledesma, quien con una negrita liberta llamada Barbola, elaboraba conservas, alfe├▒iques y mazapanes de influencia ├írabe, adem├ís de ciertos dulces llamados confites especiales para las celebraciones, pues serv├şan para arrojarlos al pueblo en forma alegre y jovial durante el desfile; rara vez faltaron estos dulces, pero hubo casos extremos que cuando faltaron los confites, fueron sustituidos por los confetis de papel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *